¿DUDAS? Llámenos

Tarta invertida de pinya.

 

Una versión muy ligera y jugosa de un postre clásico de toda la vida.

Volumen de Agua 200ml

Tiempo de cocción 25-35 minutos

Nivel de la bandeja 3

Función del horno ¼ de vapor (25%) + calor convencional

INGREDIENTES

. 50g de mantequilla

. 50g de azúcar moreno

. 225g de piña en rodajas —escurrir bien si son en conserva.

. 4 ó 5 cerezas confitadas

. 200g de harina de fuerza

. 200g de margarina

. 200g de azúcar glas

. 3 huevos 

PREPARACIÓN

a) Embadurnar bien con mantequilla y espolvorear con harina un molde para tartas desmontable de cerca de 20cm de diámetro.

b) Batir bien el azúcar moreno con la mantequilla al punto de pomada y extender con cuidado sobre la base del molde para tartas.

c) Distribuir las rodajas de piña sobre la mantequilla colocando una cereza confitada en el centro de cada rodaja.

d) Poner el resto de los ingredientes en un bol y mezclar con una batidora eléctrica hasta lograr una consistencia ligera y esponjosa.

e) Incorporar la mezcla conseguida con una cuchara por encima de las rodajas de piña.

f) Colocar el molde en el nivel 2 del horno.

g) Activar la función ¼ de vapor (Vapor al 25%) + calor convencional precalentando el horno a una temperatura de 160°C y hornear durante 35 minutos.

h) Comprobar que el bizcocho está hecho con una aguja larga de metal (si no mancha está hecho) y dejar enfriar en el molde a temperatura ambiente.

i) Una vez frío desmontar el molde y darle la vuelta a la tarta para presentar antes de servir.

 

El secreto del chef Sorprendentemente, la piña y las cerezas se complementan muy bien. Para darle el toque ideal, añada un chorrito de licor de cerezas cuando el pastel ya esté terminado. 

 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información