¿DUDAS? Llámenos

Motivos para ducharse con agua fría

Aunque quizá no se le pase por la cabeza tomar una ducha fría, sobre todo durante los fríos meses del invierno, hay que destacar que tomar una ducha fría aporta beneficios a la salud al exponer el cuerpo a bajas temperaturas durante un periodo corto de tiempo.

Tomar una ducha fría puede parecer como algo no placentero, pero si piensa en los beneficios que le puede aportar a su organismo y lo realiza de forma gradual su cuerpo se acostumbrará y no le resultará desagradable.

Entre los mayores beneficios de tomar una ducha fría es la activación del flujo sanguíneo debido a la reacción del organismo al cambio de temperatura, lo cual resulta muy saludable para el cuerpo, pero hay más!, se los detallamos a continuación.

 

1. Impulsan la recuperación tras el ejercicio:

Tras una sesión de entrenamiento tomar una ducha fría ayuda a reducir el dolor muscular y el cansancio tras el ejercicio ya que aumenta la energía.

2. Quema de grasas:

Las duchas frías aumentan la tasa metabólica ya que la temperatura fría fuerza al cuerpo a regular la temperatura continuamente por lo que utiliza muchas calorías y ayuda así en la quema de grasas.

3. Mejora el sistema inmunológico y la circulación:

Al estimular el metabolismo, las duchas de agua fría estimulan el sistema inmunológico estando más protegidos contra las enfermedades.

Las duchas de agua fría mejoran la circulación sanguínea en general llevando así más sangre a los órganos y lo tejidos y la mejora de la circulación previene la hipertensión y el endurecimiento de las arterias, por lo que también se mejora la salud del corazón.

4. Salud de la piel y el cabello:

Las duchas de agua fría ayudan a mantener la piel fresca y con su brillo natural. Al contraer los poros y las cutículas las duchas de agua fría pueden ayudar en el tratamiento del acné, así como mejora el brillo del cabello al cerrar la cutículas y evitando así la suciedad en el cuero cabelludo.

5. Aumentan el estado de ánimo:

Las duchas de agua fría pueden ayudar a disminuir el estrés, la ansiedad y mejoran el estado de ánimo ya que se estimula la secreción de noradrenalina en el cerebro, que mejora los estados de humor como puede ser la depresión.

Además, las duchas de agua fría aumentan la energía ya que el ritmo cardíaco aumenta, se respira más deprisa y las terminaciones nerviosas de la piel se activan.

Las duchas de agua fría también pueden ayudar a mejorar el sueño, desintoxicar el cuerpo estimulando la eliminación de las toxinas, mejoran el sistema linfático, así como pueden ser de gran ayuda para tratar las inflamaciones.

No lo dude y comience a tomar las duchas frías gradualmente y comenzará a notar los beneficios de inmediato.
 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información