¿Inducción Flex? ¡Depejamos Dudas!
¿Cuales son las ventajas e Inconvenientes de las placas de Inducción Flexible?
 
La principal ventaja de estas placas frente a las placas de inducción tradicionales es que ya no tendrás que preocuparte por el diámetro de las bases de los utensilios de cocina y podrás cocinar recipientes de cualquier tamaño. No importa si son muy grandes o muy pequeños, la placa los detectará siempre. 

También podrás cocinar más cosas a la vez porque la superficie útil efectiva de estas placas es mucho mayor. Además ya no hay zonas desaprovechadas –cosa que sucede habitualmente con las zonas más grandes y más pequeñas de las placas de inducción convencionales- con lo que le sacarás un mayor rendimiento a la placa. Y como solo se calienta la zona que se está utilizando en cada momento, ahorrarás energía.
 
Estas son las características básicas que definen las placas FlexInducción, pero no todas estas placas son iguales: Las más sencillas añaden una pequeña zona flexible a las tradicionales zonas circulares, otras tienen varias zonas flexinducción independientes que, en algunos modelos, pueden llegar a unirse para crear zonas más amplias. E incluso hay modelos con una única zona totalmente flexible sin areas limitadas. La verdad es que el abanico de modelos y precios es prácticamente ilimitado.
 
Y es que los fabricantes están convencidos que estas cocinas son el futuro y no dejan de mejorarlas para ir cada vez más allá e intentar convencer incluso a los defensores de las cocinas de gas más reticentes.
 

¿Cómo son los modelos Flex Inducción más avanzados?
 
Los modelos más avanzados son los que cuentan con una única zona totalmente flexible y los que permiten unir varias zonas en una para ampliar la superficie de cocción y poder usar utensilios de cocina grandes.
 
La verdad es que las placas Flex Inducción más avanzadas te permiten hacer cosas impensables hace poco. Son capaces de memorizar los ajustes aplicados a cada uno de los utensilios con los que estamos cocinando. Y los transfieren automáticamente a cualquier punto de la placa si tenemos que moverlos. Con esto se consigue aprovechar al máximo la superficie de la placa y que podamos cocinar muchas cosas a la vez.
 
Otra de las funciones que más destacan los fabricantes es la que, con solo pulsar un botón, divide la zona flexible en tres partes, asignando a cada una de ellas una temperatura distinta: potencia máxima en la parte delantera para hervir, potencia media en la central para cocinar a fuego lento, y potencia mínima detrás para mantener caliente. Cada zona se activa automáticamente solo cuando se utiliza para que tú no tengas que hacerlo manualmente.
 
Y también hacen más cosas chulas, como ajustar la potencia del fuego para mantener el aceite o el agua a una temperatura concreta y constante durante todo el proceso de cocción, indicarte lo que están consumiendo en cada momento para que siempre sepas la energía que gastas y puedas controlar mejor tus facturas, pantalla táctil, calentamiento ultra-rápido para, por ejemplo, llevar el agua hasta el punto de ebullición en un momento, programadores de tiempo y avisadores acústicos de fin de cocción, y un montón de funciones de esas que siempre hacen que te entren ganas de comprar algo aunque luego solo uses las funciones básicas.
 

¿De verdad no tienen ningún inconveniente estas placas?
 
¡Pues claro que los tienen! El principal es el precio. Las placas FlexInducción más sencillas ya pueden llegar a costar unos 600€ y las más avanzadas incluso se acercan a los 4.000€. Por eso antes de decidirte es muy importante que te plantees si realmente necesitas todas estas funciones o no. No todos cocinamos del mismo modo. Estas placas les van genial a los que hacen varios platos a la vez con distintas técnicas de cocción y potencias, y a los que usan utensilios de cocina ovalados, rectangulares muy grandes o muy pequeños. Si este no es tu caso, puede que no valga la pena que inviertas en este tipo de placas. En nuestra guía para elegir cocina encontrarás muchos consejos para que elijas tu cocina ideal.
 
También es importante que sepas que cocinar con una placa de inducción FlexInducción no implica que puedas cocinar con un número ilimitado de utensilios de cocina a la vez, aunque sean muy pequeños y te quepan en la placa. El número de detectores que pueden activarse al mismo tiempo está limitado. También los ajustes de potencia: incluso las placas más avanzadas pueden cocinar con un máximo potencias distintas a la vez.
 
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies